Buy now, pay later. Esto debes saber sobre la modalidad del compra ahora y paga después

Cada vez son más los estadounidenses que recurren a las aplicaciones de «compre ahora y pague después» (Buy now, pay later) para cubrir sus necesidades cotidianas. Se trata de un servicio que se ha vuelto muy popular entre los norteamericanos, por las facilidades evidentes que ofrece.

Sin embargo, una parte cada vez mayor de los consumidores no paga a tiempo, una tendencia que probablemente se acelerará a medida que la economía estadounidense se acerque a la recesión.

Los prestamistas tradicionales, como los bancos y las compañías de tarjetas de crédito, reducen automáticamente los préstamos, sobre todo a los prestatarios de mayor riesgo, cuando la morosidad aumenta para limitar las pérdidas futuras. Pero los expertos están divididos sobre si las empresas que compran ahora y pagan después harán lo mismo en función de priorizar el crecimiento de los usuarios o la rentabilidad.

Algo si queda claro: si bien los prestamistas online luchan contra el aumento de la morosidad, no pocos clientes tendrán escasas alternativas de financiación, si es que tienen alguna, ya que se enfrentan a la mayor tasa de inflación en casi 40 años.

Debemos entender que cCada vez hay más gente que paga la comida con aplicaciones de «compra ahora, paga después», ya que la inflación aprieta. Pero, ¿cuáles son los riesgos?

¿Cómo funciona el sistema de «compra ahora, paga después»?

El «compre ahora y pague después», un sector relativamente nuevo pero de rápido crecimiento, es una opción atractiva para los consumidores más jóvenes, normalmente de bajos ingresos, que no tienen un historial de crédito o no tienen una puntuación de crédito lo suficientemente alta como para calificar para las ofertas de crédito tradicionales.

¿Cómo se hace el Buy now, pay later?

Las tiendas y negocios adscritos a la modalidad de «compra ahora, y paga después», entre las que se encuentran Affirm, Klarna, Afterpay, Zip y Sezzle, suelen exigir a los usuarios un pago inicial por la compra de un artículo. El saldo se divide en tres pagos iguales, sin intereses, que deben realizarse cada dos semanas a lo largo de seis semanas.

Debemos prestar atención

Lo que muchos no saben es que en algunos casos, las empresas permiten a los usuarios establecer planes de pago a más largo plazo por los que se cobran intereses. La tasa anual equivalente puede llegar al 36% en el caso de Afterpay y Affirm o al 25% en el de Klarna.

Con una TAE del 20%, un préstamo de seis meses de tipo «compre ahora y pague después» para un artículo que cuesta 200 dólares, el pago mensual sería de 35,30 dólares y un total de 11,83 dólares en intereses.

Los tipos medios de las tarjetas de crédito rondan actualmente el 18,79%, según Bankrate. Estas tasas varían según el consumidor y son más altas para los prestatarios más arriesgados.Una recesión es ahora probable en 2023: Esto es lo que podría desencadenar una fuerte desaceleración de la economía

 

USA Diario en Google News


[DISPLAY_ULTIMATE_SOCIAL_ICONS]

Deja un comentario