Algunas medidas a tomar ante una posible recesión

Ahorro y buena programación en la economía doméstica vienen a ser esenciales en estos momentos. Aquí le dejamos algunos consejos.

Tanto Wall Street como muchas pequeñas empresas se están preparando para un impacto recesivo en algún momento de 2022. Esto podría significar tiempos difíciles para las finanzas domésticas. Es por ello que los expertos han lanzado un grupo de recomendaciones a fin de amortiguar los efectos de una potencial crisis.

Entre los consejos que suelen darse está el de invertir en oro,  material que ha sido el estándar para medir la riqueza durante miles de años. Pero este metal precioso es algo más que un bonito adorno: es crucial para la fabricación de productos electrónicos modernos. Además, el oro es un producto físico, a diferencia de la “riqueza” en papel, que puede imprimirse infinitamente y está sujeta a las regulaciones bancarias y gubernamentales. No en vano los inversores de todos los tiempos se han dedicado a comprar oro como un negocio que siempre deja buenos dividendos a corto o largo plazo.

Ver también:  ¿De veras es posible cancelar una deuda estudiantil, sin pagar impuestos al gobierno estadounidense?

Mientras que la volatilidad de la bolsa pone nerviosa a la gente, el oro los hace sentirse seguros. Y es que el oro no es sólo una cobertura contra las caídas actuales del mercado. Sino una magnifica opción para poner su dinero en lugar correcto.

Atento con las mofificaciones y transformaciones en el hogar. No es momento para gastar demasiado por este concepto. Tener una casa confortable es esencial, pero no invertir demasiado en cosas accesorias. Tal vez ya su casa está llena de sistemas y electrodomésticos que pueden (y lo harán) estropearse, y eso no lo cubre un seguro del hogar.

¿Y qué decir del coche?

Mientras que en los talleres hace una década una reparación promedio costaba US$1600.00 dólares, hoy en día, la factura media es de US$4000 dólares. Normalmente, la garantía del fabricante de un vehículo dura tres años. Sin embargo, el conductor medio conserva su coche durante una docena de años. Postergue aquellos arreglos y reparaciones que no sean urgentes, y sobre todo el cambio de su coche.

Ver también:  ¿Quieres trabajar desde casa, y no cuentas con un título universitario?

USA Diario en Google News


Deja un comentario