Autoridades de Arizona podrían arrestar a los inmigrantes ilegales gracias a nueva ley

La legislatura de Arizona, de mayoría republicana, ha aprobado un proyecto de ley que podría tener un impacto significativo en la aplicación de la ley de inmigración en el estado.

Este proyecto de ley, conocido como la Ley de Seguridad Fronteriza, ha sido respaldado por los legisladores estatales y se someterá a votación en las elecciones de noviembre. La propuesta busca otorgar a las autoridades locales la capacidad de arrestar a los inmigrantes que crucen ilegalmente la frontera sur, siempre y cuando exista una «causa probable».

Si los votantes aprueban esta medida, los agentes del orden público podrían detener a individuos que ingresen a Estados Unidos sin utilizar los puertos de entrada oficiales, y los jueces tendrían la facultad de ordenar la deportación de aquellos que sean declarados culpables por violar la ley.

Esta disposición generará un cambio significativo en la forma en que se aborda la inmigración ilegal en Arizona, ya que permitirá una mayor participación de las autoridades estatales y locales en la aplicación de las leyes de inmigración.

Frenar la inmigración ilegal

Los defensores de esta medida argumentan que ayudaría a frenar la inmigración ilegal y a reducir la incidencia del crimen perpetrado por inmigrantes, ya que complementaría los esfuerzos federales. Por otro lado, los críticos expresan preocupaciones sobre posibles perfiles raciales, la carga financiera que representaría para el estado y el posible agotamiento de los recursos policiales.

Es importante destacar que esta propuesta guarda similitudes con la controvertida ley de inmigración de Texas, conocida como SB 4, cuya implementación fue bloqueada mientras enfrenta desafíos legales en los tribunales.

Si los votantes de Arizona respaldan la medida electoral, la disposición que permitiría a las autoridades locales realizar arrestos por entrada ilegal no podrá entrar en vigor hasta que la ley de inmigración de Texas o la de otro estado haya estado en vigor durante 60 días.

Además de abordar la cuestión de la entrada ilegal, la medida también crearía delitos penales para los inmigrantes ilegales en Estados Unidos que presenten documentos falsos con el fin de recibir beneficios públicos o evadir los sistemas de verificación electrónica del estado. También aumentaría las penas para las ventas de fentanilo que resulten en la muerte de otra persona.

La aprobación final de este proyecto de ley en la legislatura de Arizona coincide con el anuncio del presidente Joe Biden sobre nuevas acciones ejecutivas de inmigración, que permitirán a su administración restringir el acceso a la solicitud de asilo a aquellos que crucen la frontera ilegalmente.

USA Diario en Google News


[DISPLAY_ULTIMATE_SOCIAL_ICONS]

Deja un comentario