Nueva caravana de migrantes en México: ¿Qué piden y por qué sigue caminando?

La caravana de migrantes que partió en Nochebuena de la frontera con Guatemala continuaba caminando el martes por las carreteras de Chiapas, pidiendo a los gobiernos de Estados Unidos y México que en lugar de endurecer la política migratoria, ofrezcan mayores posibilidades de empleo para quienes salen de sus países huyendo de la pobreza o la violencia.

Solicitud de protección y oportunidades laborales

Norbey Díaz Ríos, de 46 años, viaja con su esposa y sus dos hijos y reclama protección y la oportunidad de quedarse en un país que le permita trabajar y sacar adelante a su familia. Este grupo, de alrededor de 6,000 personas, es el mayor que se ha formado este año y comenzó a caminar justo antes de que una delegación de alto nivel de Estados Unidos se reúna el miércoles con el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador para acordar nuevas medidas de control del creciente flujo de migrantes por la región.

Ver también:  Inmigrantes de bajos ingresos tendrán facilidades para tramitar residencia permanente en Estados Unidos

Protestas simbólicas y el camino hacia Villa Comaltitlán

El martes, los migrantes hicieron una simbólica protesta al pasar junto a la principal aduana de la frontera sur de México, en el municipio de Huixtla, que fue resguardada por una decena de agentes de la Guardia Nacional con equipos antimotines. Los extranjeros se arrodillaron unos momentos e hicieron una oración antes de seguir su camino hasta Villa Comaltitlán, 60 kilómetros al norte de donde empezaron a caminar, sin que hubiera confrontaciones.

Números alarmantes en la región

Más de medio millón de migrantes, muchos de ellos venezolanos, cruzaron este año la selva del Darién, en la frontera entre Colombia y Panamá. México detectó más de 680,000 extranjeros en situación irregular de enero a noviembre, según cifras oficiales. Además, un número récord de casi 137,000 personas pidieron refugio en este país. La situación se agravó en diciembre en la frontera entre México y Estados Unidos, cuando las autoridades estadounidenses registraron algunos días hasta 10,000 cruces ilegales, una cifra totalmente inusual que provocó cierres temporales en algunos cruces.

Ver también:  Trump vuelve a prometer que devolverá migrantes y endurecerá leyes si es reelecto

Posibles medidas migratorias a acordar

El secretario de Estado, Antony Blinken, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y la asesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Liz Sherwood-Randall, se reunirán el miércoles con el presidente mexicano para pactar nuevas medidas migratorias.

Retos y obstáculos en el camino

La formación de grupos de migrantes ha sido constante en los últimos años debido a la lentitud de los procesos de regulación migratoria en México y a la falta de opciones de vida digna y de trabajo para los extranjeros que puedan costearse la espera de documentos. Desde fines de 2021, las autoridades suelen optar por dejar que los migrantes se cansen y disolver los grupos ofreciéndoles documentación temporal que, en muchos casos, los extranjeros utilizan para seguir el viaje al norte por su cuenta. En esta ocasión, la mayoría son centroamericanos, venezolanos, cubanos y colombianos, pero también hay migrantes de países africanos y asiáticos.

Ver también:  Récord de calor en algunos estados de los Estados Unidos

USA Diario en Google News


Deja un comentario