Seis celebridades que no tuvieron éxito en negocios gastronómicos

Aquí te presentamos a seis famosos que no lograron emprender con éxito el camino de la gastronomía como un negocio.

Jennifer López es una de las celebridades más fracasadas en el mundo de los negocios gastronómicos. Luego de abrir un restaurante de comida latina en Pasadena (California), al cual decidió llamar Madre’s, optó por cerrarlo sin ofrecer justificación alguna a sus comensales. El negocio solo logró perdurar por seis años. Pero la “Diva del Bronx” no ha sido la única.

En el caso del atractivo Antonio Banderas, este incursionó en el mundo vitivinícola. Estaba seguro de que el consumo del vino lo llevaría a triunfar e hizo lo posible por ampliar la empresa a la que renombró Anta Banderas. El actor se hizo con el 50% de las bodegas La Ribera del Duero Anta Bodegas. Sin embargo, las deudas generadas por este proyecto, lo llevaron a que en el año 2012, ingresara en concurso de acreedores y finalmente, el negocio quebrara.

Ver también:  En California encontrarás la mejor pizzería de Estados Unidos

Nadie duda del éxito de la carrera de Ricky Martin como cantante, sin embargo, no sucedió lo mismo en su negocio gastronómico. El lugar se llamaba “Casa Salsa” y se encontraba en Ocean Drive, una de las localidades más deseadas de Miami.

Luego de dos años con las puertas abiertas, el lugar cerró en el año 2000, pues tras asociarse con siete inversores, el negocio nunca alcanzó la cantidad de comensales que se estimaban. El boricua pensó que todo el mundo querría comer en el local de Ricky Martin, pero no fue así.

En Ciudad de México, Livia Brito abrió La Cubana, un lugar donde reinaban las comidas caribeñas. Sin embargo, el sismo del 2012 concluyó con su sueño. Los daños fueron irreparables en la estructura. La millonaria suma que debía invertir para poder realizar la reparación y reabrir, la llevaron a tomar la decisión de cerrarlo de manera definitiva.

Ver también:  ¿Cómo obtener el cheque de estímulo de $1400 USD?

En el rubro gastronómico, tampoco destacaron los famosos Emilio y Gloria Estefan. El Bongos Café pasó de sueño a pesadilla. Ubicado en el American Airlines Arena de Miami, el local se centraba en la comida cubana. Luego de 15 años en la zona, terminaron por moverse a una de las propiedades de la familia.

USA Diario en Google News


Deja un comentario